INFORME GEM 2018: el 57,66% de la actividad emprendedora en Galicia está liderada por mujeres

La actividad emprendedora femenina continua su tendencia al alza, consiguiendo el segundo mayor valor para toda la serie 2005-2018 y superando al promedio español, de acuerdo a los datos analizados en el Informe GEM Galicia 2018, presentado esta mañana en Santiago de Compostela.

De izquierda a derecha: Isabel Neira (directora técnica de GEM Galicia), Beatriz Garcia (Fegaxe), Loreto Fernández (directora del equipo GEM Galicia), Juan Cividanes (IGAPE) y Xoan Ramón Doldán (decano Facultad de Ciencias Económicas de la USC) – Foto: USC

El emprendimiento potencial analizado recoge aquella parte de la población adulta -18-64 años- que expresa su intención de emprender en los próximos 3 años. En este ámbito, las cifras son muy optimistas en el 2018, puesto que el 7,6% de la población gallega espera emprender en un futuro inmediato (en el 2017 fue el 5,9%), superando al promedio español que es del 6,8%.

Esto constituye, además, un indicador positivo de cara a la evolución del TEA en el futuro. Por otro lado, la fase más temprana de la actividad, una vez que se toma la decisión de emprender, corresponde al emprendimiento naciente. Este representa las iniciativas empresariales que se encuentran en fase de lanzamiento, con menos de 3 meses de actividad. Estas iniciativas crecen en el año 2018 de modo importante, pasando a representar un 2,42% de la población gallega. Por su parte, el emprendimiento joven recoge las iniciativas de más de 3 y menos de 42 meses de actividad, y aunque en el 2018 disminuyen ligeramente (3,18%), la suma de ambas fases, esto es, la actividad emprendedora incipiente (TEA), se sitúa en un 5,60%. Se trata de la mayor tasa desde 2009, que viene convergiendo hacia el promedio español que en este año se situó en el 6,39%.

Este incremento de la actividad emprendedora en Galicia se deriva del aumento asociado a la actividad emprendedora femenina, que pasa de un 4,52% en el 2017 a un 6,43% en el 2018. La actividad emprendedora de las mujeres continúa así su tendencia al alza desde 2016, consiguiendo el segundo mayor valor para toda la serie 2005-2018, y superando a la masculina gallega (4,76%) y el promedio femenino español (6,01%).

Otro dato significativo es el incremento del TEA entre las personas que poseen estudios universitarios, que representaba un 7,99% en el 2017 y en el 2018 pasó a ser del 14,58%. Si a eso le añadimos un menor porcentaje de abandono de las mujeres que emprenden -que se fue reduciendo de un 42,96% en el 2017 a un 40,48% en el 2018-, se puede afirmar que las mujeres emprendedoras en Galicia se convirtieron en un colectivo estable con vocación de futuro.

En cuanto al origen del emprendimiento puede distinguirse, en general, si es por haber detectado una oportunidad de negocio o por necesidad. En Galicia el 64,86% es emprendimiento por oportunidad, y una de cada tres personas que emprenden tiene estudios universitarios (32,97%).

Con todo, la decisión de emprender depende de varios factores. Uno de ellos es la detección de oportunidades. En general, el 22,8% de la población percibe oportunidades en el mercado, pero este valor aumenta hasta el 34,2% se nos fijamos en el grupo de las personas que finalmente emprendieron. Además, entre estas, la percepción es más alta en el caso de los que poseen estudios universitarios (39,6%) que en el de los que no tienen esta formación (31,4%).

La población emprendedora, en general, muestra una menor aversión al riesgo que la no emprendedora, y hace falta señalar el cambio de tendencia desde 2010 en el análisis por género, ya que en el 2018 es mayor a aversión al riesgo entre los hombres (42,5%) que entre las mujeres (30,5%) que emprendieron.

En el proyecto GEM también se analiza el emprendimiento consolidado y el abandono de iniciativas emprendedoras. Aquellos que cerraron su proyecto manifiestan una mayor aversión al riesgo, una menor percepción de oportunidades y menos habilidades para emprender. Al realizar el análisis de los emprendedores consolidados, la situación es similar.

En relación al grado de innovación, se observa en el 2018 un incremento en las iniciativas emprendedoras innovadoras con respecto a 2017, sobre todo en las iniciativas incipientes, con un incremento importante ya que pasa del 23,15% en el 2017 al 37,84% en el 2018. Es en esta fase donde las iniciativas muestran un mayor grado de innovación, con más del doble con respeto a las consolidadas.

En lo relativo a la previsión sobre la creación de empleo nos próximos 5 años, los resultados son diferentes en cuanto a la fase del proceso. En el caso de las iniciativas incipientes, por segundo año consecutivo, aumenta significativamente esta previsión (pasando de un 41,46% en el 2017 a un 46,85% en el 2018). Por su parte, en el caso de las iniciativas consolidadas, al igual que en ediciones anteriores, se observa un estancamiento de las previsiones de incremento de personal (pasando de un 16,00% en el 2017 a un 16,84% en el 2018).

    

 

GEM: información de alta calidad sobre la iniciativa emprendedora 

El Informe GEM analiza el proceso emprendedor desde la perspectiva de la población en general, considerando las distintas fases del proceso, desde la intención previa de poner en marcha una iniciativa empresarial (emprendimiento potencial), el lanzamiento y los primeros años de la actividad (emprendimiento incipiente o índice TEA, total early-stage entrepreneurial activity), la consolidación de la empresa, e incluso el abandono de la misma.

El proyecto GEM mide también el estado del entorno en el que se desarrolla el emprendimiento. Para eso, cada año, un panel de personas expertas de diversos ámbitos del ecosistema emprendedor, ofrece sus opiniones y valoraciones sobre distintos aspectos que caracterizan el estado del entorno emprendedor. En general, las valoraciones experimentan una mejoría en el 2018, destacándose los aspectos relacionacidos con el acceso a infraestructuras físicas y de servicios. Entre los obstáculos para emprender, el apoyo financiero continúa a ser lo más citado (señalado por el 83,78% de los encuestados), pero hace falta señalar también las políticas del gobierno (81,08%). Sobre qué aspectos consideran que pueden estimular la actividad emprendedora en Galicia, existe un alto consenso sobre que lo más determinante es la mejora de las características de la fuerza laboral.

 

CONSULTA AQUÍ EL INFORME GEM GALICIA 2018

Facebooktwittergoogle_pluslinkedinmail

Deja un comentario